Preguntas frecuentes sobre delitos sexuales en el campus

delitos sexuales en el campus, Preguntas frecuentes sobre delitos sexuales en el campus

Los campus universitarios pueden parecer sus propios entornos especiales. Y hasta cierto punto, esa descripción es bastante precisa. Son como microcosmos de la sociedad donde los estudiantes aprenden más sobre sí mismos y el mundo en general, y muchos incluso tienen sus propias fuerzas policiales privadas y reglas para manejar ciertas denuncias penales. Si bien esto puede ayudar a que los estudiantes se sientan más seguros en algunos casos, en otros, puede ser perjudicial e incluso peligroso cuando se trata de proteger los derechos de un estudiante.

Para ayudarlo a comprender mejor los delitos sexuales universitarios, aquí hay algunas preguntas frecuentes sobre el tema y sus respuestas.

¿Qué constituye un delito sexual en el campus?

Un delito sexual como violación o agresión sexual que involucre a dos o más estudiantes se considera un delito sexual en el campus. Estos delitos generalmente ocurren en el campus y pueden ser manejados por una fuerza policial universitaria y un sistema disciplinario interno. En algunos casos, el delito puede ocurrir fuera del campus, pero la policía del campus lo denuncia e investiga.

Delitos sexuales comunes en el campus

Comportamiento lascivo y lascivo

Ya sea que se trate de orinar en el costado de un edificio después de beber demasiado en una fiesta de fraternidad, atravesar los espacios comunes o molestar a los transeúntes, comportamiento lascivo y lascivo casi parece normal para el curso en la universidad. Sin embargo, estas actividades ahora se consideran más problemáticas de lo que eran antes, y los estudiantes universitarios actuales están pagando el precio. Hacer una mala elección puede llevar a un estudiante a un montón de problemas, incluso si no es consciente de que es un crimen.

Violencia en el noviazgo

Cubierto de Sección 784.046 de los Estatutos de Florida, violencia en el noviazgo se define como que ocurre entre dos partes involucradas románticamente o dos partes que previamente habían estado involucradas romántica o íntimamente. La violencia en el noviazgo incluye amenazas o acoso, toques no deseados o interacciones sexuales forzadas, y violencia física como golpear, empujar, asfixiar, etc.

Agresión sexual

La agresión sexual se conoce más comúnmente como violación. Puede ser parte de la violencia en el noviazgo, aunque es un delito separado.

La agresión sexual incluye las relaciones sexuales no consensuales y se define como “penetración oral, anal o vaginal por, o unión con, el órgano sexual de otro o la penetración anal o vaginal de otro por cualquier otro objeto” (Estatuto de FL 794.011).

Ambos tipos de cargos pueden tener consecuencias de por vida para los acusados. Además de ser expulsado de la escuela, el acusado puede recibir una sentencia de prisión dependiendo de la gravedad de las acusaciones.

¿Qué pasa si ambas partes están borrachas?

El consentimiento requiere la afirmación positiva del deseo de participar en la actividad sexual y puede retractarse en cualquier momento. Sin embargo, si la supuesta parte que da su consentimiento está bajo la influencia de drogas o alcohol, su capacidad para dar su consentimiento puede ser cuestionada. Pero, ¿qué pasa si dos personas se encuentran en una fiesta y ambos están borrachos? Si una de las partes afirma haber sido violada al día siguiente, ¿se puede responsabilizar a la otra persona a pesar de que también estuvo bajo la influencia?

Con el cliente actual, es casi seguro que el presunto agravante sería responsable de sus actos a pesar de su embriaguez. Si bien se cree que una presunta víctima no puede dar su consentimiento cuando está borracha, un presunto instigador no recibe el mismo beneficio.

¿Qué es la Ley de Prevención de Delitos Sexuales en el Campus?

La CSCPA, que se convirtió en ley el 28 de octubre de 2000, requiere que los delincuentes sexuales que deseen inscribirse en un colegio o universidad notifiquen. Además, la CSCPA establece las pautas de presentación de informes para las instituciones de educación superior. Para estar en cumplimiento, los colegios y universidades deben compartir sus estadísticas de delitos con el público, así como información sobre la inscripción de delincuentes sexuales.

Si se le declara culpable de un delito sexual y se le exige que se registre como delincuente sexual o depredador sexual, deberá informar a cualquier escuela en la que elija inscribirse para cumplir con la ley. Esto puede resultar gravoso y dificultar que las personas que han cometido un error en el pasado trabajen por un futuro mejor. El objetivo es proteger a las personas actualmente inscritas; sin embargo, afecta negativamente a quienes ya han pagado su deuda con la sociedad.

¿Quién maneja los delitos sexuales en el campus?

Muchas universidades tienen sus propias fuerzas y procesos policiales privados para hacer frente a los presuntos delitos. Otros confían en la aplicación de la ley local. Si bien se pide a las universidades que denuncien más delitos en el campus a las autoridades locales, todavía existe una desconexión entre quién maneja qué y bajo qué circunstancias. Esto significa que si bien algunos acusados deben pasar por audiencias disciplinarias internas, otros deben administrar dentro del sistema judicial tradicional.

Independientemente de dónde se esté “juzgando” un caso, es fundamental que cualquier parte acusada tenga representación legal. Esto ayuda a garantizar que el proceso mantenga su imparcialidad y que el acusado pueda defenderse adecuadamente.

En última instancia, existe mucha presión sobre las universidades para que manejen los delitos sexuales de manera expedita, y esto puede ser perjudicial para el acusado. Hay una priorización de los derechos de la víctima y, a menudo, la difamación del acusado. Esto puede llevar a que los derechos del acusado sean arrojados por la ventana. ¡No dejes que esto te pase a ti!

¿Qué debo hacer si me acusan de un delito sexual en el campus?

Si está bajo investigación por un delito sexual en el campus o si ha sido acusado de un delito sexual en el campus, es fundamental que busque representación legal. Este tipo de acusaciones son sumamente graves y pueden tener consecuencias de largo alcance para toda la vida. Pueden dificultar la finalización de su título o buscar ayuda financiera, pueden afectar sus perspectivas laborales en el futuro y, de lo contrario, pueden descarrilar el curso de su vida.

Cómo puede ayudarle un abogado de delitos sexuales en el campus

No permita que una acusación desvíe su vida.

Si ha sido acusado de un delito sexual en el campus, asegúrese de que sus derechos estén protegidos. Incluso si debe pasar por un juicio universitario o un programa de arbitraje, es fundamental que busque asesoramiento legal. No dejes que otros hagan de ti un ejemplo. Llama a Mike G hoy y protege tu futuro.

Deje que Mike G lo ayude a proteger sus derechos

Las decisiones que tome después de haber sido arrestado pueden determinar el resultado de su caso y posiblemente su vida. Llame a Mike G Law al 813-221-4303, o contácteme en línea.

CONSIGUE AYUDA AHORA
Póngase en contacto con Mike G ahora

* Complete todos los campos requeridos

Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star

Haría más de 5 estrellas si estuviera disponible. El Sr. González fue sobresaliente. Dijo todo cómo era, muy receptivo a las llamadas y al correo electrónico. Luché mucho para que mi esposo tuviera el resultado que recibió. Si alguna vez volviéramos a necesitar un abogado en Florida, lo usaríamos tantas veces como necesitáramos. ¡Recomendamos encarecidamente a cualquiera que busque un abogado increíble que vaya con Mike G Law! ¡¡¡Va al grano !!!

Ashley F.
Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star

No puedo recomendar al señor González lo suficiente. Es extremadamente profesional al igual que toda su firma. El Sr. González ha sido muy informado y comunicativo durante todo el proceso legal. ¡Lo recomiendo mucho y definitivamente un cinco estrellas!

Bonnie B.
Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star

Mike G. es un gran abogado. Muy profesional, muy puntual, fácil de hablar. Gracias a él mi caso fue desestimado, los cargos se retiraron.

Eric G.
Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star

Pude enviar un mensaje de texto o llamar a Mike en cualquier momento que lo necesitaba. Trabajó conmigo, a un nivel real, y me comunicó expectativas realistas para mi situación. Gracias de nuevo chicos.

Nicole S.
Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star Rating Star

Ojalá pudiera darle al Sr. González 10 estrellas de 5. Es un abogado estelar y muy competente en el ámbito de la justicia penal. El Sr. González me ha dado efectivamente una segunda oportunidad en la vida gracias a su profundo y profesional conocimiento del derecho penal. Me enfrentaba a un delito muy grave que conllevaba un período de encarcelamiento considerable. Pero gracias a su increíble talento, pura fuerza de inteligencia y un corazón fuerte para luchar por los valores de un individuo, ahora puedo estar tranquilo sabiendo que no tendré que sufrir por el sistema penal. Si alguna vez tiene algún problema con el sistema de justicia penal, le recomiendo encarecidamente que contrate a este notable caballero para que luche por usted en su caso. Le debo una tremenda deuda por sus servicios. Él me devolvió la vida y siempre estaré agradecido. ¡Gracias Sr. González!

Shaler B.

Defensa efectiva de un ex fiscal calificado AV Preeminente * con más de 25 años de experiencia

Permítanos ayudarlo a proteger sus derechos.

Contacta con nosotros ahora