negarse a tomar un alcoholímetro, ¿Negarse a tomar un alcoholímetro? Comprenda sus derechos

¿Negarse a tomar un alcoholímetro? Comprenda sus derechos

Conducir en estado de ebriedad es un peligro tanto para el conductor como para todos los que se encuentren en la carretera. Para mantener las carreteras seguras, los oficiales detendrán a cualquier persona sospechosa de conducir en estado de ebriedad. Pueden realizar pruebas de campo para determinar la sobriedad o pedirle que se someta a una prueba de alcoholemia.

Si bien esta prueba es una herramienta común para los oficiales de policía, la prueba de aliento no es una medida infalible de intoxicación y es posible que se sienta tentado a rechazar la prueba. Por ejemplo, en una situación tensa como una parada de tráfico de la policía, puede negarse rotundamente a cooperar y negarse a tomar una prueba de alcoholemia. Sin embargo, esto puede tener resultados negativos y es importante comprender su deber legal y los posibles resultados cuando se trata de negarse a tomar un alcoholímetro.

Si usted o un ser querido enfrentan consecuencias legales por reprobar o rechazar una prueba de alcoholemia, comuníquese con el abogado defensor penal Mike G Law. Mientras tanto, aquí está la necesidad de saber cuando se trata de negarse a tomar un alcoholímetro y la ley de Florida.

¿Qué derechos tienen los floridanos cuando se trata de pruebas de alcoholemia?

Su licencia de conducir es más que una identificación de plástico. Es la personificación de ciertos derechos, privilegios y deberes que le otorga la ley estatal. Viajar por las carreteras de Florida es un privilegio y se espera que todos los conductores conduzcan de manera responsable. Cuando viola la ley, esos derechos y privilegios pueden suspenderse.

Según la ley de Florida, operar un vehículo motorizado y tener una licencia significa que ha otorgado implícitamente su consentimiento para la prueba del alcoholímetro si se sospecha que conduce en estado de ebriedad. En Florida, conducir con un contenido de alcohol en sangre (BAC) de 0.08% o más califica como intoxicación legal.

Si bien debe someterse a la prueba de aliento en la mayoría de las situaciones, aún conserva ciertos derechos cuando se trata de pruebas de sobriedad en el campo. El consentimiento implícito, que se detalla a continuación, solo cubre los análisis de sangre y las pruebas de aliento aprobados por el estado. Otras pruebas, como caminar y girar, nistagmo de mirada horizontal y pararse con una pierna, no son opciones de prueba obligatorias. Puede rechazarlos sin sanciones penales o administrativas.

Dada la falta de fiabilidad inherente de estas pruebas, normalmente le conviene ejercer su derecho a rechazar estas pruebas subjetivas. Solo sepa que todas las acciones que se tomen durante la parada se utilizarán en caso de que el asunto llegue a los tribunales. Negarse a realizar pruebas de cualquier tipo podría usarse en su contra más adelante.

Ahora, no se puede decir lo mismo de negarse a tomar una prueba de alcoholemia. Esa ley de consentimiento implícito está codificada en Estatutos de Florida § 316.1939. La ley de consentimiento implícito es una regla administrativa que establece que al conducir, usted acepta someterse a pruebas químicas aprobadas por el estado cuando las autoridades lo soliciten.

¿Está bien rechazar una prueba de alcoholemia?

Dada la ley de consentimiento implícito, generalmente no es aconsejable negarse a tomar un alcoholímetro. Hay excepciones específicas y limitadas a esto. El equipo de Mike G Law puede ayudar a determinar si se aplica una excepción según los hechos de su caso y la ley.

¿Qué sucede si me niego a tomar un alcoholímetro?

Rechazar una prueba de aliento por DUI resulta en una suspensión inmediata de su licencia por 12 meses por la primera ofensa. Si se niega nuevamente en ocasiones posteriores, su licencia será suspendida por 18 meses. Una segunda negativa en un incidente separado también puede resultar en cargos penales por delitos menores.

La suspensión de la licencia es puramente una sanción administrativa. Existe la posibilidad de que tenga sanciones penales adicionales, y la negativa no es una ruta garantizada para evitar un cargo por DUI. Los fiscales de Florida aún podrían decidir presentar cargos penales por DUI incluso sin los resultados de las pruebas. Una condena por DUI puede estar respaldada por otras pruebas.

La mejor decisión en este momento sería contratar el asesoramiento de abogados defensores con experiencia en Tampa, FL. Con la ayuda de expertos como el equipo de Mike G Law, es posible que aún pueda conservar su licencia.

¿Hay casos en los que es mejor rechazar una prueba de alcoholemia que realizar una?

En muy pocas situaciones, puede aplicarse una excepción a la denegación. Si el arresto es ilegal, es mejor rechazar la prueba. Esta excepción se mantuvo en un Decisión de la Corte Suprema de Florida de 2011 . El tribunal determinó que no se podía suspender una licencia por negarse a someterse a una prueba de sobriedad si el arresto en sí era ilegal.

Los arrestos ilegales pueden ser difíciles de identificar en el calor del momento. Generalmente, si lo detienen sin una sospecha razonable o no hay una causa probable, la negativa no será motivo para negarle los privilegios de conducir. Ahora bien, puede ser difícil determinar si existe una causa probable o una sospecha razonable en una situación que se desarrolla rápidamente. Se basa en la determinación de los hechos por parte del oficial y si eso es suficiente para alegar una causa probable.

Algunas personas creen erróneamente que negarse a realizar una prueba de alcoholemia ayudará a evitar una Condena por DUI . Sin embargo, incluso sin su BAC exacto registrado, aún podría ser acusado de un DUI. Se pueden admitir otras pruebas, como conducción errática o pruebas de sobriedad fallidas en el campo. Los fiscales también pueden señalar la negativa como evidencia de que usted estaba al tanto de la intoxicación en ese momento.

Comuníquese con Mike G Law para obtener asesoramiento legal experto

Si se encuentra en problemas legales por negarse a tomar una prueba de alcoholemia durante una presunta parada por DUI, tiene opciones. Trabajar con abogados defensores expertos es crucial para recibir el mejor resultado para su caso.

En Mike G Law, aportamos más de 25 años de experiencia legal en casos de DUI y rechazos de alcoholemia. Si fue arrestado después de rechazar una prueba de alcoholemia, permítanos ayudarlo. Nuestro equipo puede ayudar a mitigar las consecuencias, ya sea la suspensión administrativa de la licencia o posibles cargos por delitos menores.

Contáctenos para establecer una consulta inicial confidencial. Nuestra cobertura se extiende al área de Tampa y más allá, incluidos los condados de Hillsborough, Hernando, Pinellas, Pasco y Polk.

Defensa efectiva de un ex fiscal calificado AV Preeminente * con más de 25 años de experiencia

Permítanos ayudarlo a proteger sus derechos.

Contacta con nosotros ahora